Representes del Gobierno Provincial y de cultos religiosos juntos para hacer frente al Covid

El secretario general de la Gobernación, Armando Molina, se reunió este lunes en su despacho, con representantes de diferentes cultos religiosos. En la oportunidad se abordaron temas relacionados a las últimas medidas adoptadas por el gobierno provincial, respecto a la Pandemia por COVID -19 y de qué manera impactarían en estas actividades.

Del encuentro, formaron parte también el ministro de Salud, Juan Carlos Vergara; la directora de Culto, María Sol Décima; el administrador del Parque de la Ciudad, Miguel Ángel Asís; los miembros religiosos, Diego Díaz, presidente de la Asociación de Pastores Unidos (Iglesia Evangelista), Pastor Pablo Pintos  (Iglesia Adventista  Séptimo Día), Representantes de la Iglesia Universal;  Pastor Rezinovsky  (Iglesia Cristiana Bautista); Pastor Miguel Ángel Rodríguez (Iglesia Evangélica Hermanos Libres); Julio Cesar Villafañe (Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días); monseñor Dante Braida, de la iglesia católica; y representantes del COE.

Según lo indicado, las actividades religiosas estarán permitidas y serán exceptuadas de las medidas dispuestas respecto de la concentración de personas pero siempre cumpliendo con los protocolos de bioseguridad vigentes.

El secretario Armando Molina informó acerca de la reunión mantenida este lunes con miembros de comunidades religiosas de la provincia. “Hemos convocado a diferentes cultos, tanto la iglesia Católica como Evangélicos, quienes son los que irradian de manera acabada las medidas que el Gobierno sugiere a la comunidad.

Es por ello que, a través de estas casi 500 asociaciones, hemos pedido que comuniquen a sus feligreses y más, en las concurrencias de esta Semana Santa,  cuáles son las medidas de prevención sugeridas por el Gobierno”, dijo Molina.

La idea, de acuerdo a lo indicado, es que “si entre todos y todas nos dedicamos en estos próximos 15 días a cumplir lo dispuesto, aplaquemos esa curva epidemiológica”. Es por eso –agregó Molina-  que “el Obispo Dante Braida y varios líderes de comunidades Evangélicas, fueron hoy convocados en Casa de Gobierno y se llevan los Decretos de circulación mitigada que sugiere la provincia de La Rioja, para lograr el objetivo de descender la curva epidemiológica”.

Por su parte, el ministro de Salud, Juan Carlos Vergara, explicó que durante la reunión con los representantes de diferentes religiones en la provincia, “se ha conversado sobre la realidad epidemiológica”, haciendo hincapié –señaló el funcionario de Salud- “en la necesidad que tenemos de acompañamiento de toda la comunidad y, en este caso, de la comunidad religiosa, en las medidas que se han tomado”.

En este sentido, agregó que se busca, en el futuro, “trabajar junto a ellos y se  puedan integrar al COE en la provincia (Capital y departamentos). Según Vergara, “el objetivo es que nos ayuden, necesitamos del apoyo de todos para que nuestra comunidad también comprenda la gravedad y fundamentalmente el rol que juegan”.  “Todos, desde nuestro lugar, tenemos la posibilidad de colaborar con la solución al problema de la pandemia”, reflexionó el ministro.

Artículo anteriorAvanza el diálogo entre el Gobierno y las trabajadoras y los trabajadores PEM
Artículo siguienteCon una política pública habitacional firme, otra familia cuenta con su hogar

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí