Ricardo Quintela: “Espero que podamos encarnar la lucha de cada uno de los desaparecidos”

El gobernador Ricardo Quintela encabezó el acto por el Día de la Memoria, Verdad y Justicia en la localidad de Chelcos, departamento Rosario Vera Peñaloza. En la oportunidad, dijo que “no nos podemos imaginar el sufrimiento, la desesperación, la impotencia, desesperación de todas y todos esos jóvenes, adolescentes y criaturas que peleaban por la transformación”.


En primera instancia, Quintela agradeció a las y los alumnos, docentes y pobladores del pueblo de Chelcos. Asimismo recalcó que “me siento orgulloso de estar acá” y sumó que “muchos de los compañeros que están presentes me formaron. Me siento un privilegiado de estar ocupando un lugar por los votos del pueblo, cuando en verdad muchos de los que están ahí sentados (ex presos políticos) son los que tendrían que estar”.


Además, Quintela recordó lo difícil de los tiempos de la dictadura y agradeció la oportunidad de  llegar a Chelcos a reivindicar a Evelina Rosa Ávila, detenida-desaparecida. En tanto, dijo que “Evelina fue una luchadora por generar las condiciones favorables para que la justicia social se instale en nuestra Argentina, con una Patria más justa, soberana, una Patria libre”, enfatizó.


“Muchas gracias por este momento que nos hacen vivir. Espero que podamos encarnar la lucha de cada uno de los desaparecidos, de todo el colectivo de Ex presos e Hijos, de los perseguidos, los encarcelados y los torturados”, afirmó.   


A su turno, el intendente del departamento Rosario Vera Peñaloza, José Gallardo, indicó que “tenemos que reflexionar, recapacitar y analizar lo que nos ha pasado para que nunca más nos vuelva a pasar”. “No queremos nunca más desaparecidos, torturados, nunca más gobiernos militares que nos han hecho tanto daño”, subrayó el intendente y concluyó que “debemos valorar la democracia”. 


Por su parte, el secretario de Derechos Humanos, Délfor “Pocho” Brizuela, afirmó que “hoy nos une un acontecimiento que está más allá de toda otra discusión”.


“Aquí en el corazón de Los Llanos nació Evelina Rosa Ávila, de una familia con un apellido bien de acá y como tantas y tantos riojanos, por la postergación y por seguir dando la batalla, Evelina tuvo que irse”. Recordó que en Morón, Buenos Aires, fueron secuestrados junto con su compañero, Isidro, porque “pertenecieron a esa generación que abrazó la causa de la igualdad y de la revolución”.


“El golpe militar en ese entonces quiso arrasar con una sociedad que despertaba a la conciencia de que había que cambiar las cosas, que no se soportaba tanta injusticia”, afirmó. A la vez que hizo hincapié en que “los derechos humanos son dignidad, verdad, insobornables y no se negocian”.


“Acá hubo un Estado terrorista contra su pueblo que quitó los derechos de su pueblo que en vez de ser garante y protector se volvió un verdugo de su propio pueblo” y sumó que “30 mil son el pueblo argentino víctimas de un genocidio”.

Testimonio
Gabriela Evelina Ávila, hija de Evelina Rosa Ávila, desaparecida en la última dictadura militar, relató que “nuestra historia comienza con nuestra madre que buscando un mejor futuro se fue a San Juan, se conoce con mi padre, sanjuanino, se enamoran, se casan y se van a vivir a Buenos Aires. Mi papá era enfermero en Buenos Aires, nos cuentan que se fue a trabajar y nunca más volvió. Esa noche los militares fueron a mí casa y secuestraron a mí madre, no se vieron interesados por nosotras y nos dejaron en unas vecinas”.


“Mis abuelas con mis tías comenzaron la búsqueda por comisarías, hospitales, juzgados y en todo aquel lugar donde podían tener novedades. Hasta que un día mis tías viajando en el tren de Morón a Capital Federal, fueron amenazadas y ante el temor mi abuela paterna nos llevó a San Juan donde nos crió y educó. Nos hizo mujeres dignas e íntegras”.


“Cuando nosotros por el 2000 comenzamos a formar HIJOS en San Juan, todos compartimos la misma historia, nuestros padres seguían los mismos ideales de salud y educación para todos; lo que hoy seguimos reclamando”, afirmó.


Además expuso que “estamos contentas de que este pueblo nos reciba, este pueblo que vio crecer a mi madre. Este año tuvimos la grata sorpresa de que el acto oficial (por la Memoria, Verdad y Justicia) se haga en este hermoso pueblo y que el gobernador nos acompañe”. “La lucha continua, tenemos que juzgar a todos los genocidas, encontrar a todos los nietos, hacer esa reparación histórica que este país se merece”.


Cabe destacar que en marco del acto conmemorativo se realizó la entrega de distinciones a estudiantes y docente de la Escuela N° 192 «Nicolás Avellaneda» por la participación en el cuento «Chicos del Pueblo» seleccionado en el 2do Certamen a nivel nacional denominado «La Memoria no es un cuento».


También se hizo entrega de distinciones a estudiantes y docente de la Escuela N° 18 «Alicia Carrizo» de la ciudad de Villa Unión, por la participación en el cuento «Mi mirada, una puerta a la identidad»  seleccionado en el 2do Certamen a nivel nacional denominado «La Memoria no es un cuento».

Artículo anteriorComenzaron los talleres de la Universidad del Adulto Mayor
Artículo siguienteEl gobernador Ricardo Quintela inauguró línea de media y baja tensión en Chelcos