Ricardo y una gestión de corazón latente

La familia de Sabina Condorí, recibió las llaves de una casa terminada de manos del Gobernador Ricardo Quintela y el ministro Ariel Puy.

Sabina, de 11 años, fue violada y asesinada hace un año, en un descampado, cerca de la precaria vivienda que habitaba junto a su familia. Hoy el derecho a una vivienda digna pudo concretase.

Sus padres y hermanxs, continuaron viviendo en su humilde vivienda en el barrio Virgen Desatanudos de la Capital riojana.

Tal como lo hablamos hace un tiempo, nos hace felices que la familia Condorí Garnica reciba las llaves de su nuevo hogar donde forjarán un futuro mejor para sus hijos y vivirán con la dignidad y en las condiciones que merecen, manifestó el Gobernador.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí