Se potencia la labor de los ganaderos riojanos

A partir del Programa de Desarrollo Integral de Ganado Caprino y Ovino, la provincia de La Rioja se afianza en la comercialización con la denominación de origen del Cabrito Mamón Riojano, cuyo faenamiento se realiza en la Cooperativa Cabritera de Producción y Comercialización Milagro, en el departamento Ortiz de Ocampo, guardando y aplicando todos los estándares de sanidad y salubridad, con el objetivo de generar recursos genuinos y potenciar la labor de los productores ganaderos riojanos, que redundará en la economía doméstica y el desarrollo local.

La actividad se ejecuta bajo la órbita del Ministerio de Producción y Ambiente, encabezada por Fernando Rejal, la Secretaría de Ganadería y la Subsecretaría de Producción Caprina y Ovina, la participación de unos 22 técnicos, con el acompañamiento de la municipalidad departamental y productores de Los Llanos riojanos.


El Programa Integral de Desarrollo Caprino y Ovino es una decisión preventiva de atender con prioridad las necesidades de los pequeños productores caprinos y ovinos, que abarca a partir de la producción, haciéndose cargo la provincia de la mejora de infraestructura, potenciación genética del sector, botiquín sanitario, capacitación, incorporación de tecnología, faeanamiento y la comercializaciónz con la participación de organizaciones intermedias vinculadas, a partir de la empresa estatal Cerdo de los Llanos, conforme lo explicó el subsecretario de Producción Caprina, Alejandro Quintiero.

Nombre de origen


“Hay una definición político-institucional que a partir de ahora el cabrito con nombre de origen se llamará ´Cabrito Mamóm Riojano´, identificando la producción de la provincia con ese sello, defendiendo la calidad y la comercialización”, sostuvo el funcionario.
Si bien en marzo se presentó la pandemia mundial del COVID-19, hubo una decisión política de no detener el proyecto, incorporando toda la genética y tecnología, desarrollando un plan piloto en el departamento Ortiz de Ocampo, de manera conjunta con la participación de la municipalidad, teniendo en cuenta la existencia de la Cooperativa Cabritera en Milagro, que ya venía trabajando en el tema desde hace varios años.


Por instrucción del gobernador Ricardo Quintela, tras el inicio de su gestión, uno de los productos que se viene trabajando desde el mes de marzo de este año, a partir de las nuevas tendencias alimenticias, es la producción del Cabrito Mamón Riojano, bajo en grasas y en ácidos saturados, pero además se destacan beneficios como: ayuda al desarrollo muscular de los deportistas; gran aporte de proteínas; no contiene hidratos de carbono.


Además al tratarse de una carne baja en grasas, disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares; refuerza el sistema inmunitario; posee nutrientes antioxidantes; mejora la absorción de calcio fortaleciendo los huesos; es un regulador natural de la calidad nutricional; aporta vitaminas y minerales; no posee grase dispersa en el interior del músculo; pequeña cobertura de grasa evitando que se deshidrate; excepcional terneza en los cortes.
Se trata de una carne de origen que garantiza sistema de crianza y terminación (faena), con identidad de buen sabor, terneza, adecuada cantidad de grasa, jugosidad, con estricta salubridad y calidad para su comercialización.

Proyecto ambicioso


En las provincias vecinas se considera a los Llanos como productora caprina, hecho que fortaleció la idea de avanzar en este ambicioso proyecto, donde la alimentación exclusiva que tiene el cabrito es la leche, se trabaja en el engorde y se le da un peso medio para que se pueda comercializar.


Quintiero destacó “hay una fuerte presencia del Estado provincial acompañando a los productores en los lugares de producción y en virtud de la pandemia, hacemos la compra, el faenamiento y nos ocupamos de la comercialización a través de la empresa Cerdo de los Llanos”.


Dijo además que “la Cooperativa Cabritera dispone de la infraestructura adecuada, entre ellas una cámara frigorífica, recibiendo en esta etapa cabritos de unas 72 familias del departamento Ortiz de Ocampo e incluso estuvimos haciendo lo propio con 18 productores de Olta, pero debió hacerse una pausa en este caso, precisamente por las restricciones de circulación que se establecieron en esta Fase1 de la pandemia”.


Dijo además que “lo acordado con los productores es alcanzar un peso de 6 kilos y medio a 7 kilos por animal”, para remarcar “hacemos hincapié en el faenamiento en origen para evitar que esta tarea se lleve a cabo en otra plaza, defendiendo la producción local”.
Quintiero puso de manifiesto que “el programa está pensando para que abarque a los productores de toda la provincia, sobre todo de los Llanos”, para ampliar “también está pensado fomentar y apoyar la producción y compra de cordero, cuya explotación sobresale en la zona del Oeste como Villa Unión y Famatina, entre otros departamentos”.


Dio cuenta además “estamos en proceso de construcción de un frigorífico móvil, con toda la infraestructura tecnológica y de sanidad, que recorrerá todos los departamentos”, pero además “está previsto la construcción de un frigorífico para el faenamiento de corderos en la zona de Villa Unión, mientras algo similar se llevaría cabo en un futuro en Chamical y Famatina”.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí