Vencer las asimetrías y generar igualdad a través de la educación

Con motivo de la inauguración del ciclo lectivo 2020, el ministro de Educación Ariel Martínez, agradeció a todos los integrantes de actual Gabinete de Gobierno “por el apoyo, trabajo permanente y la mirada focalizada en sistema educativo”. También a los rectores y decanos de las Universidades de esta provincia, reconoció el acompañamiento y, sobre todo, “la mirada integral que traspasa los niveles de la educación de la provincia”.

El presente ciclo lectivo 2020 es para Martínez de carácter “particular para la provincia. Es el año en el que festejamos el Bicentenario de la Autonomía de La Rioja y también, el año en el que se cumplen 250 años del nacimiento y 200 años de fallecimiento del General Manuel Belgrano. Fue alguien que ha luchado, comprometido como pocos, en el destino de nuestra independencia y la educación de nuestro país”, resumió.

De esta forma y en este contexto –sostuvo Martínez- “iniciamos este ciclo lectivo abriendo las puertas al progreso, al crecimiento y al conocimiento”. Entre otros conceptos, subrayó que, “una escuela transformadora, es aquella que tiene como misión formar al ser humano en la madurez de su proceso, para que construya conocimiento, para que pueda transformar su contexto, realidad social y cultural, resolviendo los problemas a través de la innovación educativa”.

Martínez insistió en la importancia de la Educación para la provincia. Dijo que es “el interés de todos los riojanos” y para el Gobierno “es un tema fundamental que nos preocupa y ocupa como Gobierno”. “Miramos a la educación como un puente, un derecho personal, un derecho social, que nos permite transitar, desarrollarnos y crecer de un modo inclusivo, igualitario, que respeta la diversidad, continuo y sostenido en el tiempo”.

Recordó el ministro de Educación que en el año de la Autonomía, “reafirmamos nuestra vocación federal, como hace 200 años”. Y comprometió –como gobierno- “generar las condiciones que permitan superar las desigualdades económicas, sociales, culturales y tecnológicas en nuestra provincia y que afectan directa y efectivamente en el derecho al acceso al conocimiento de los saberes socialmente importantes en nuestro territorio”. Sostuvo que la educación se sustenta en “los vínculos, solidaridad y creatividad” y que necesita discusiones profundas y que permita acuerdos de todos los actores”.

Escolarizar lo antes posible

Para el ministro de Educación “la escuela debe acompañar y contener a aquellos que más necesitan”, fue otra de sus apreciaciones, en función del esfuerzo de todos para que los estudiantes de todos los niveles “tengan las mismas posibilidades y oportunidades”. Más adelante, indicó que el gobierno de la provincia quiere “una escuela que universalice la primera infancia. Donde los niños y niñas se escolaricen lo antes posible, especialmente en los lugares más vulnerables, donde las necesidades básicas son insatisfechas. Como Estado -agregó- “es ahí donde debemos estar presentes, debemos ser el instrumento que permita romper inequidades. Queremos una escuela innovadora, creativa, digital, con apertura.

También, donde la lectura sea el instrumento que derribe y genere procesos de transformación en los procesos de aprendizajes, no solo en las instituciones escolares, sino también en los hogares”. Donde la Educación Sexual Integral (ESI) sea un proceso sistémico que genere aptitudes para la toma de decisiones responsables en los derechos de los niños y adolescentes”.

Sostuvo Ariel Martínez que “queremos una escuela que reconfigure la educación técnica activa en vinculación con el trabajo, articulada en todos los niveles, una escuela secundaria con mayor diálogo y acercamiento a la universidad. Si queremos una provincia con justicia social, necesitamos una provincia con pleno empleo y vinculada a la producción. Para ello necesitamos una formación futura en nuestros trabajadores”.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí