«Yo te daré,te daré Patria hermosa, te daré una cosa, una cosa que empieza con P: Perón»

Delfor » Pocho» Brizuela – Ese era el canto vigoroso,de aquella tarde del 17 de octubre del 45, que inundaba como una creciente tumultuosa,las avenidas cercanas a la Plaza de Mayo, cubiertas de rostros desconocidos para la ciudad tilinga y burguesa, con tonadas de tierra adentro, con humildes «harapos» y el color cobrizo dominando ese mar de pieles curtidas, en las penurias del sacrificio y la injusticia.

Era el pueblo sumergido, invisible y negado. Era el subsuelo de la patria, sublevado, al sabio y categórico decir de Scalabrini Ortiz.

Era el hecho maldito, de la argentina burguesa.

Era el pueblo rebelado de históricas sumisiones y desprecios, que desataba su amor insurgente e inquebrantable, por quién habia interpretado sus anhelos contenidos y, concretado en derechos y reconocimiento, sus ancestrales ansias de dignidad e igualdad.

Ese hombre era su lider y su destino libertario: Juan Domingo Perón

Habia que rescatarlo de las garras del egoismo y el Capital, que no perdonaban su vocación solidaria y humanista.

A puro amor, a pura lealtad, indómita, tierna y desvergonzada, el pueblo y Perón, sellaron el abrazo revolucionario de la Patria, Justa, Libre y Soberana.

Aquél 17 de Octubre, sigue palpitando en el presente con toda su fuerza convocante y desafiante.

Nos convoca y desafia a la Unidad, para vencer a quienes nos quieren de rodillas, resignados y desmoralizados.

Nos convoca y desafia a la Esperanza, de no apagar la llama de los sueños, de una Argentina grande y feliz, que está en las manos «callosas» del pueblo trabajador y no en las manos usureras del imperialismo financiero.

Nos convoca y desafia, como en aquella gloriosa jornada, a derrotar las persecuciones de los profetas del odio, que quieren dejar huérfano y quebrado al pueblo, para someterlo, dominarlo y domesticarlo.

Nos convoca a mantener intactas y en alto, las banderas de Perón y Evita, de una Patria con derechos, con Inclusión, con Justicia y con Dignidad.

Nos convoca y desafia a encarnar las 20 Verdades, en ésta hora dificil por la devastación neoliberal y la pandemia, sin mezquindades conspirativas, con la grandeza mayúscula del Amor a nuestro Pueblo.

Nos convoca y desafia a nutrirnos de las raices nacionales, populares,democráticas feministas y latinoamericanas, de nuestros pueblos originarios, de los patriotas de la independencia, de los caudillos federales, de los pensadores y pioneros de la igualdad y la soberania.

Nos convoca y desafia a ser fieles al legado libertario y revolucionario de Irigoyen, Perón y Evita, Néstor Kirchner y de tantas y tantos artesanos y artesanas de una Patria Grande y Chica, de todxs y para todxs, donde Nadie es mas que nadie, ni menos que nadie.

Y nos convoca y desafia a un peronismo frentista unido, que no se rinde, ni claudica, ni se vende, para defender al Pueblo, junto a Alberto y Cristina, a Ricardo Quintela y Florencia López.

Es la hora de otro 17, es la hora del Pueblo y de los pueblos.
Es la Hora de Volver a los Abrazos.

Es la hora de la Patria, que está gestando el tiempo nuevo de la mies, del pan, del techo y el trabajo.

No detengamos el reloj /
de la historia y abracemos nuestras voces en un solo grito de corazón: Viva Evita y Perón.

Delfor » Pocho» Brizuela

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí